Esteban Hernández

Reseñas HERNÁN ESTEVE (IV)

Jesús Jiménez en RTVE (entrevista)

Convertido en un referente del cómic nacional gracias a sus obras autobiográficas, Esteban Hernández (Ciudad Real, 1979), también es el dibujante más sincero y osado del cómic español. Sus obras nos hablan de emociones y sentimientos y nos invitan a reflexionar sobre nuestra propia existencia. Su nuevo cómic, Hernán Esteve (Libros de autoengaño) es un espejo en el que se mira y nos invita a mirarle y a mirarnos a nosotros mismos. Sigue leyendo.

Rubén Varillas en CULTURAMAS Y LITTLE NEMO’S KAT

Podemos arrancar esta reseña con un match ballHernán Esteve es el mejor cómic de Esteban Hernández hasta la fecha; lo cual no es decir poco. Lo es por su honestidad sonrojante, por su empleo del género autoconfesional hasta asfixiarlo y porque desde la primera página Hernán Esteve te agarra, te zarandea, te ruboriza y te suelta al final con un sopapo en la cara en forma de beso, que te deja pensando si no sería necesario que todos hiciéramos algo más de introspección sin frenos como la que se desarrolla en sus páginas. Sigue leyendo.

Yexus en la web de la librería NEXUS-4

La singularidad del trabajo de Esteban Hernández ha motivado una trayectoria centrípeta que comienza en la industria de la novela gráfica y la revista comercial para derivar hacia la autoedición y el fanzine, a medida que su obra se radicaliza en propuestas cada vez más personales y novedosas. Prueba de lo primero son títulos como PintorSuéter o El duelo y las revistas El Jueves o Tretzevents. Y muestras de lo segundo lo suponen los fanzines Usted y Míster o la autoedición de Nada y Spleen. Y a medio camino entre ambos polos se encuentra este título, publicado por la editorial alternativa Libros de Autoengaño, un sello independiente que también ha acogido la obra de autores tan valiosos como Carla Berrocal o Borja Crespo.

Hernán Esteve deja claro desde el título la relación directa entre el autor y el protagonista. Que realidad y ficción converjan en las viñetas en mayor o menor medida importa menos que la cuidadosa construcción del personaje y su compleja circunstancia. El argumento se centra en la trayectoria vital del propio Hernán, desde la infancia hasta una actualidad que le encuentra anímicamente reflejado en un fanzine realizado por el propio Hernández. Con el tono intimista que le caracteriza, se muestra profundamente introspectivo a la hora de describir un proceso de maduración marcado por la perplejidad en casi todas las etapas e incidiendo especialmente en la sexualidad, aspecto que determinará su equilibrio emocional y el encuentro de su propia identidad.

En el capítulo gráfico, el autor ha ido radicalizando progresivamente su dibujo hasta alcanzar altas cotas de expresividad y rozar gratamente el esperpento. Por añadidura, la primera mitad del libro transcurre sin bocadillos ni textos, lo que supone un eficaz y meditado ejercicio de narración mediante puras imágenes. El desenlace brinda un nuevo juego metalingüístico, original pirueta que enfrenta especularmente a personaje y autor mientras ofrece al lector un  inesperado guiño de complicidad.

 

Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on TumblrPin on PinterestShare on Google+

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.