Esteban Hernández

GENERAL

El Manglar

Una buena noticia. A partir del número once (el inminente es el décimo) participaré regularmente en El Manglar. Os pongo la primera página de la colección de historias autoconclusivas que irán apareciendo.

Llevan el título “Una ciudad, cualquier ciudad” Una ciudad, cualquier ciudadTambién he enviado mi cuarta propuesta a El Jueves. Ya os contaré.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Google+Pin on Pinterest

Suéter (Presentación)

Presentación SueterNota de prensa:

Suéter, la primera obra de Esteban Hernández con Planeta DeAgostini Cómics, bucea sin tapujos, con ternura y con un poco de delirio en los mecanismos de la mente de su protagonista, un esquizofrénico ya casi curado. Para ello describe los intereses de un revisor de metro desesperado, un escritor con una gran resaca y un anciano muy pequeño y especialmente molesto.

Esteban Hernández estará presentando y firmando esta novela gráfica El Viernes 10 de Julio en Valencia, en la librería Futuruma (Guillem de Castro, 53) a partir de las 19:30 horas.

Habrá algo de comer y beber y quien quiera el tebeo firmado lo tendrá (Para ello el autor promete llevar algo pensado, ser veloz e improvisar lo justito).

¡Venid!

¡Suéter ya a la venta!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Google+Pin on Pinterest

Suéter (avance)

Las nueve primeras páginas:

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Google+Pin on Pinterest

Suéter (Portada y sinopsis)

portada

Suéter. Libro cartoné, 96 págs., color. 11,95 €

Suéter es una tragicomedia cotidiana.

El protagonista de esta historia hace una voluntaria escala en su personal viaje figurado de recuperación psiquiátrica para hablarnos de lo que pasó regresando hacia su casa en un vagón de metro. Un revisor obsesionado por las dos exigencias que su empresa de subcontratas le plantea para conservar su trabajo (guardar silencio y no perder el tiempo) le hacen enloquecer hasta el punto de convertir esas dos frases hechas en dilemas irresolubles: dónde se guarda el silencio y cómo puede uno encontrar el tiempo que ha ido perdiendo durante los años vividos. Preguntas que el trastornado revisor cree dirigir a la mismísima Muerte pero con las que en realidad aborda a Alexis, un ilustre catedrático afectado de gigantismo, embotado y disfrazado de Muerte que regresa a casa desde una fiesta que ha durado demasiado tiempo.

Entre otros hechos colaterales del sin dios que genera el revisor en el vagón del metro, nuestro joven protagonista explica con posterioridad, como narrador y testigo de lo que ocurrió en el vagón, hasta que punto él pudo sugestionarse asociando muchas de sus circunstancias indiscriminadamente, y entre otras cosas por qué creyó él que quitarse o ponerse un suéter a rayas haría cambiar sus peores circunstancias en una quietud y paz duradera.

El veintintantos de Junio a la venta.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Google+Pin on Pinterest

¡Ain…!

No me han pillado en El Jueves… y van tres intentos.

A continuación el proceso de una de las páginas.

color1

tinta1

lapiz

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Google+Pin on Pinterest